Comer frutos secos disminuye el riesgo de morir de infarto o de cáncer

Comer frutos secos de forma frecuente aumenta la esperanza de vida, así lo concluye un estudio elaborado por la Universidad de Harvard durante 30 años, el más largo realizado en Estados Unidos sobre la relación entre mortalidad y el consumo de estos alimentos. Seguir leyendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario